La solidaridad que te cura

Personas con discapacidad vinculadas a ASTOR llevan a cabo una acción voluntaria en el Hospital de Torrejón que consiste en acompañar a personas hospitalizadas de larga estancia. Comparten un rato a la semana de charla divertida, de intercambio de experiencias vitales y descubrimiento. Nos parece imprescindible el cambio de rol de la persona con discapacidad, que sea ella prestadora de apoyos a otros hace que mejore su autoconcepto a través de una actividad de gran valor social y se potencie su imagen en el entorno a través de un rol social valorado.

APOYO LOS MAYORES

Formar a personas con discapacidad intelectual para que visiten y acompañen a personas mayores con el fin de que estos últimos se sientan acompañados

Intercambio de experiencias entre personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en Centros Penitenciarios

Se trata de "abrir las puertas" de los centros penitenciarios a las personas con discapacidad intelectual que quieran intercambiar experiencias con los reclusos con discapacidad intelectual que cumplen condena en prisión. El grupo anfitrión (reclusos con discapacidad intelectual) explicaría al grupo invitado cómo se vive en prisión y viceversa en aspectos de la vida diaria como el cumplimiento de normativas y obligaciones (horarios, reparto de tareas, organización de turnos, higiene personal, uso de dinero, etc.)

Enfoque conductual positivo

CÓMO QUIERO QUE ME TRATES

Somos un Centro de Educación Especial de Valencia (KOYNOS Cooperativa Valenciana), y durante este curso hemos puesto en marcha un proyecto de Buenas prácticas que se llama "Cómo quiero que me trates". Esta idea ha sido rescatada del Manual de Buenas Prácticas editado por Plena Inclusión. Esta experiencia, se llevó a cabo en la Unidad de Estancias Diurnas "Alhucema", de Cádiz, durante el periodo de 2002 hasta 2004.

DIA DE "PONTE EN MI LUGAR POR 12 HORAS"

Se trata de, crear un día al año, para que todas las personas, todas las instituciones, toda movilidad, esté para el discapacitado.
Por ejemplo, que todos los empleados tuvieran que ir a trabajar simulando una discapacidad que se le asigne. Tendría que vivir 12 horas de esa manera.
Así se podría comprobar todas las barreras de todo tipo que actualmente existen, y que por desgracia, al no pasarle al 90 por ciento de la población no se contempla una solución.

Pages