LA ALIMENTACION EN PERSONAS CON TEA

Uno de los problemas que se presentan de forma generalizada en las personas con Trastorno del Espectro del Autismo son los relativos a la alimentación, presentando una muy elevada prevalencia, alrededor del 90% (Kodak & Piazza,2008), desde casos muy severos a desórdenes leves.

Los cuadros ante los que nos podemos enfrentar son diversos pero con consecuencia similares: desde hiper a hiposensibilidad, hiperselectividad, problemas de masticación, bajo tono muscular maxilofacial, problemas sensoriales, problemas digestivos, estreñimiento, diarrea, ansiedad, intolerancias y alergias...

Se puede observar desde el rechazo general hasta los primeros indicios de selectividad hacia ciertos sabores, texturas y olores. Desde pequeños, muchos de ellos superan todos los intentos de las familias para introducir los alimentos sólidos y siguen tomando exclusivamente purés o papillas a edades avanzadas. Otros, solamente aceptan comer si se les ofrece un determinado tipo de alimentos, sabores o presentaciones de las comidas.

A todo esto hay que añadir que la hora de la comida o situaciones de alimentación, van asociadas al momento del día donde la persona muestra un amplio repertorio de conductas de oposición, como consecuencia de excesos de estímulos inexorables e incontrolables.
Como cuenta en su autobiografía Sean Barron:

Yo tenía un gran problema con la comida. Me gustaba comer cosas suaves y sencillas. Mis alimentos favoritos eran cereales- secos, sin leche- pan, bizcochos, macarrones y espaguetis, patatas y leche. Esos eran los primeros alimentos que había comido en mi vida y los encontraba reconfortantes y tranquilizadores. No quería probar nada nuevo.

(Sean Barron,1992, citado por peeters,1997,pg.140)

Ficha Adjunta/Evidencias: 
valoración: 
0
Sin votos
Comunidad donde se desarrolla la idea: 

Compartir esta Idea

Últimos Comentarios