COMPAÑERO, YO SI TE ESCUCHO

En la Asociación APCOM cubrimos todas las etapas de la vida desde el principio en Atención Temprana hasta el final en el residencial.
Por lo que desde el centro de día y residencia para personas con grandes necesidades de apoyo "El Copo", hemos podido descubrir que los mejores apoyos que puede tener una persona con grandes necesidades de apoyo son sus propios compañeros con otro tipo de discapacidad intelectual ligera. Estos compañeros de apoyo hacen las intervenciones de forma voluntaria, cuando tienen disponibilidad por sus trabajos o les apetece, pero siempre con responsabilidad y compromiso en la tarea en la que se han implicado.

Como ellos mismos nos han dicho: Dar apoyo a un compañero es comprender con empatía la situación de la otra persona, y esto sucede cuando la persona ha compartido experiencias similares. Este tipo de apoyo, a las personas con discapacidad intelectual con grandes necesidades nos ayuda a ser incluidos en nuestra propia comunidad, recibir un verdadero apoyo de personas en las que podemos confiar, compartir nuestras historias con personas que nos comprenden, que nos acompañen en nuestros paseos, tener a alguien cerca con los que poder charlar sobre cualquier tema que nos apetezca... solamente eso.

Por otro lado, a la persona con una discapacidad intelectual leve o ligera le reconforta saber que ser un apoyo es un trabajo importante, comprenden que lo que te dicen las personas es privado y que es importante no decir a las personas lo que creen que deberían hacer, sino ayudar a otros a pensar en las mejores opciones en cualquier decisión que deban tomar es muy gratificante. Es una autorrealización personal, como personas de apoyo nos sentimos plenos, emocionalmente satisfechos y nuestra autoestima creciendo considerablemente, ya que nos sentimos capaces de ayudar a otras personas que nos necesitan, hacer una gran labor en la sociedad que nos rodea y dar ejemplo con nuestro trabajo es sumamente importante para nosotros.
Los compañeros de apoyo tienen buenas habilidades comunicativas, capacidad de autorreflexión, capacidad para centrarse y escuchar, actitud empática, capacidad de dejar de lado los problemas propios y escuchar a los demás, un manejo y comprensión de conceptos básicos como inclusión, derechos, compañero, relación, apoyo...

Desde la Asociación, los técnicos encargados de este proyecto hacen una evalución cualitativa, observacional y cuantitativa (Rellenando un cuestionario muy sencillo) de cada una de las intervenciones. Aspectos evaluados son el bienestar emocional tanto de la persona con grandes necesidades de apoyo como del compañero de apoyo. Disminución de los estados depresivos en los usuarios del centro. Tipos de tareas realizadas, si han sido conversaciones en una cafetería, paseos a un paraje natural, charlas en las estancias residenciales. etc.

valoración: 
4.941175
Puntuación media (136 votes)
Comunidad donde se desarrolla la idea: 

Compartir esta Idea

Comentarios (8)

  • anon

    No hay mejor escucha que la del quede verdad te entiende, ni mejor compañía que la del que sabe escuchar...

    Abr 09, 2016
  • anon

    esta idea podría completarse utilizando las convivencias entre diferentes centros y que podamos ver cómo lleváis a cabo este hermoso proyecto. Supongo que el subidón en autoestima del compañero de apoyo debe ser muy gratificante.

    Abr 09, 2016
  • anon

    como familiar de una persona con discapacidad intelectual me alegra leer este tipo de ideas, enhorabuena!

    Abr 09, 2016
  • anon

    siempre fue un honor trabajar con tus ideas! nadie como tú para formar equipo y nadie como tu convence mejor! jajaj
    se te echa de menos...

    Abr 09, 2016
  • anon

    Enhorabuena !! Una idea muy buena y prometedora , gran trabajo ! Cuenta con mi voto.

    Abr 11, 2016

Últimos Comentarios