¿Por qué tomo estas pastillas?

Proyecto para que las personas con discapacidad intelectual sepamos para qué sirven las medicinas que tomamos, qué efectos secundarios pueden tener y qué pasará si no las tomamos. Esto lo estamos hablando un grupo de personas que tenemos este handicap.

Tener información sobre la importancia de la medicación y los posibles efectos nos ayudará a ser más activos en la información que le damos al médico. Podremos explicarle lo que nos preocupa y cómo nos hace sentir el medicamento. Quizá así el médico pueda, si es necesario, valorar otras alternativas. Podremos llegar a acuerdos.

Recuerdos Felices de mi Vida

El Proyecto Recuerdos felices de mi vida  tiene como objetivo aplicar la metodología ReViSEP (Revisión de Vida basada en la recuperación de  sucesos específicos positivos) a  las personas mayores de 45 años de la Fundación Gil Gayarre.

De la mano de la Universidad Complutense de Madrid y de Plena Inclusión (Confederación Española de Asociaciones a favor de las personas con discapacidad intelectual), la Fundación Gil Gayarre pone en marcha este Proyecto con el objetivo de mejorar el estado de ánimo y el bienestar emocional de las personas con discapacidad intelectual mayores de 45 años así como el de sus familiares. También pretende aumentar el compromiso e implicación de los profesionales de la Fundación hacia su trabajo, producir en la entidad un efecto de sensibilización  hacia las personas mayores y  la incorporación de metodologías que impacten en su calidad de vida y generen transformación organizacional.

La Obra Social La Caixa, ha facilitado la puesta en marcha del proyecto al financiar el 60% de los costes mediante la Convocatoria 2016 de Promoción de la Autonomía y Atención al envejecimiento, a la discapacidad y a la dependencia.

Con el fin de extraer resultados concluyentes se tomaron medidas pretest y postest utilizando inventarios y escalas como la Escala de Depresión Geriátrica (GDS), Escala Integral de Calidad de Vida INICO-FEAPS, Índice de Felicidad de Pemberton, etc. Además se realizaron grupos de discusión con los diferentes grupos de interés: personas con discapacidad, familias, profesionales y otros agentes de la entidad.

El resultado final ha sido la realización de 88 libros de vida con los recuerdos felices de 88 personas mayores de 45 años, 52 de ellos se han realizado a través de la recuperación de los recuerdos en primera persona y, en los 36 restantes, la recuperación de los recuerdos se ha realizado a través de los familiares cuando las personas protagonistas tenían dificultad para evocarlos en primera persona. Ha sido significativo el alto grado de implicación de más de 50 profesionales de la entidad así como el impacto que el proyecto ha tenido dentro y fuera de la organización.

¡Soy Loreto, y soy casi experta en derechos y autodeterminación!

¡Derecho a tener derechos!

¡Dicho y hecho! Hicimos un curso de "Derechos y Autodeterminación" en Plena Inclusión algunas personas que pertenecemos a Viviendas Comunitarias de APADIS. Mis personas de apoyo y yo, Loreto, decidimos llevar a cabo un Plan de Acción para presentar a nuestros compañeros de Viviendas sobre el tema de los derechos. Todo lo que aprendimos durante los meses que duró el curso se lo hicimos llegar a nuestros compañeros a través de dinámicas, vídeos, presentaciones Power Point...

Equipo de Expertos en Accesibilidad

En la Fundación Aprocor hace siete años nació la Comisión de Comunicación con únicamente profesionales, pasados los años comenzó a llamarse Comisión de Accesibilidad con la unión de personas con discapacidad intelectual y hoy en día contamos con un EQUIPO perteneciente a esta comisión íntegramente formada por personas con discapacidad intelectual apoyadas por dos profesionales. Estas personas han creado un proyecto real que sigue los pasos de la línea en accesibilidad de la Fundación, incluso creando y cambiando su visión en ocasiones. Los objetivos que persigue este equipo son:

¡Luces, Cámara…Acción!

¡Luces, Cámara…Acción!, es una experiencia de formación en técnicas audiovisuales llevada a cabo en la Fundación Gil Gayarre que va dirigida a personas con discapacidad intelectual con un doble objetivo: por un lado promover la inserción laboral de los participantes en el sector audiovisual y por otro favorecer su participación activa en las actividades de comunicación interna y externa de la organización.

Disfrutando en mi "Casita"

La puesta en marcha de este trabajo en la Fundación Gil Gayarre refleja un paso más hacia los servicios centrados en las personas, como un proceso que implica ir ganando control y experiencia en la vida. Aprender a ser más independientes y decidir lo que queremos en diferentes aspectos y contextos, tomando decisiones importantes que expresan las prioridades e individualidad de las personas. En este sentido, con este proyecto, las personas adquieren poder y liderazgo, en un entorno inclusivo y obteniendo los apoyos que necesitan de una manera personalizada y flexible.

Vivir a mi manera

Este proyecto surge en la Fundación Gil Gayarre como alternativa a los recursos residenciales tradicionales dispuestos para la población con discapacidad intelectual. Este proyecto está alineado con la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, la cual recoge que “las personas con discapacidad tienen derecho a vivir de forma independiente y a ser incluidas en la comunidad”. Partiendo de este derecho fundamental, creamos este nuevo proyecto basado en varios conceptos clave, como son la calidad de vida, la autodeterminación, la plena ciudadanía y los planes de vida personales. Para ello, es fundamental dotar a la persona y su familia de los apoyos necesarios para que estas oportunidades sean reales, siendo ésta la principal finalidad del Proyecto Vida Independiente: “Vivir a mi manera”. Además, las propias personas con discapacidad reclaman opciones de vivienda más personalizadas, inclusivas y adaptadas a sus necesidades y preferencias. El Proyecto Vida Independiente plantea que las personas con discapacidad tengan la oportunidad de recibir un entrenamiento en todas aquellas habilidades relacionadas con la vida independiente. Este entrenamiento se desarrollará en una vivienda real, dentro del entorno comunitario, facilitando así procesos de visibilidad e inclusión social.

Contruyendo y transformando hacia un modelo de Servicio orientado a las familias en la Fundación Gil Gayarre

La propuesta de esta práctica es construir un área transversal de familias en la organización, donde las familias sean palanca de cambio, para transformar y crear puentes con la comunidad. Los profesionales y las familias necesitan tener una comunicación clara y efectiva, y ello requiere tiempo, paciencia, esfuerzo, compartir experiencias y relaciones de colaboración efectiva. Entendemos que una “relación de colaboración eficaz es aquella en la que no solo se comparte una meta común sino aquella en la que se comparten responsabilidades y derechos, los participantes se ven como iguales y pueden contribuir conjuntamente al proceso”, Volser Hunter (1989). El fin último pasa por generar espacios de aprendizaje, entre familias y profesionales, donde se puedan compartir claves, estrategias de afrontamiento, diferentes miradas y oportunidades que van a revertir en la calidad de vida familiar.

Pages