Disfrutando en mi "Casita"

La calidad de vida está ligada a los derechos, y según la Convención de las Naciones Unidas aprobada en 2006, se reconoce “la importancia que para las personas con discapacidad reviste su autonomía e independencia individual, incluida la libertad de tomar sus propias decisiones”.
La puesta en marcha de este trabajo refleja un paso más hacia los servicios centrados en las personas, como un proceso que implica ir ganando control y experiencia en la vida. Aprender a ser más independientes y decidir lo que queremos en diferentes aspectos y contextos, tomando decisiones importantes que expresan las prioridades e individualidad de las personas. En este sentido, con este proyecto, las personas adquieren poder y liderazgo, en un entorno inclusivo y obteniendo los apoyos que necesitan de una manera personalizada y flexible.
El objetivo general es mejorar la calidad de vida de las personas que residen en la casita fomentando la autodeterminación y aprendiendo a tener un papel más activo en todo aquello que tiene que ver con las relaciones interpersonales y el mantenimiento del lugar en el que viven. Para conseguir este objetivo se trabaja de manera sistematizada, tanto con los profesionales de atención directa, cómo con las familias y las personas que viven en la casita. La finalidad es concienciar del papel activo de las personas en la casita, fomentando la autodeterminación, y dejando a un lado el pensamiento de que la monitora es quien lleva las riendas de la vivienda. Para lograr esto, en cada dinámica se trabajan estos conceptos con las mujeres que allí viven, y cuando hay que solucionar algún problema se permite que ellas planteen alternativas para solucionarlas, sin dirigirlas, sólo apoyándolas para que consigan mejorar su calidad de vida y sus aptitudes de autodeterminación, respetando siempre sus gustos, preferencias y decisiones.
Además de las diferentes reuniones y dinámicas de grupo que se realizan, también es importante trabajar todos los objetivos en el trato cotidiano en el centro, fomentando que se generalicen los comportamientos de autodeterminación no sólo a “la casita”, sino a otros contextos de sus vidas, como el laboral o el de ocio.

valoración: 
0
No votes yet
Comunidad donde se desarrolla la idea: 

Compartir esta Idea