Programa de Disfagia: nueva metodología para el proceso de alimentación en la población con discapacidad intelectual.

Cuando la actividad de alimentarse está dificultada por problemas específicos contribuye a hacer más difícil el proceso de inclusión de la persona con discapacidad por lo que lograr una alimentación satisfactoria se convierte en uno de los objetivos principales a conseguir.
Teniendo en cuenta que un número considerable de las personas con discapacidad de nuestro centro presentaban dificultades para tragar y/o deglutir alimentos y/o bebidas, nos dimos cuenta de la necesidad de formarnos en esta problemática, buscar apoyo externo y ofrecer asesoramiento a las familias.

La misión principal de esta práctica consiste en formar y sensibilizar tanto a los profesionales de atención directa como a las familias sobre la importancia de una alimentación oral segura y eficaz, manteniendo el nivel óptimo de hidratación y nutrición.
Para llegar a alcanzar esta misión, nos proponemos los siguientes objetivos específicos:
- Informar a familias y profesionales sobre la necesidad de implantar un modelo de alimentación seguro.
- Formar a familias y profesionales sobre disfagia.
- Impulsar una mayor implicación de todos los grupos de apoyo de la persona a través de un proyecto común.
- Crear un modelo de intervención multidisciplinar para poner en marcha acciones que mejoren el acto de una alimentación segura.
- Diseñar apoyos para que puedan ponerlos en práctica en su día a día.
- Evaluar y realizar el seguimiento de dicha intervención.

La implantación de esta práctica ha tenido tres fases claramente definidas y ordenadas cronológicamente. La primera fase se dedicó a la transmisión de información a la dirección gerente , a las familias, a los profesionales y a las propias personas con disfagia, donde se les explicó las propuestas de cambio en la alimentación y el motivo de las mismas. La segunda fase consistió en la búsqueda de asesoramiento externo por parte de especialistas en el área de logopedia y la realización de unas jornadas formativas para todos los profesionales. La tercera y última fase fue dedicada a la intervención directa con profesionales, familias y personas con discapacidad con el fin de implicar a todos los agentes de la entidad en este proceso.

valoración: 
5
Average: 5 (3 votes)
Comunidad donde se desarrolla la idea: 

Compartir esta Idea