ATENCIÓN DOMICILIARIA ESPECIALIZADA (ADE CONDUCTA)

Para dar respuesta en la atención y promoción de personas con discapacidad intelectual en edad adulta, hemos puesto en marcha un programa que pretenden fomentar los derechos y deberes de las personas con discapacidad, la capacitación mediante apoyos y, en definitiva, su bienestar y el de sus familias.

Por ello nace el  Servicio de Atención Domiciliaria Especializada (ADE Conducta),  es un proyecto que tiene como objetivo prestar apoyos transitorios o de carácter temporal en función de las necesidades de las personas con discapacidad intelectual que presentan requerimientos de apoyo extenso en el área emocional-conductual, a fin de mejorar sus posibilidades de mantenerse en el entorno familiar y social en las condiciones más normalizadas.

El ADE Conducta es un programa que tiene como principales objetivos:

Apoyo emocional-conductal a personas con discapacidad intelectual con dificultades para regular su conducta ante determinadas situaciones y/o contextos.

Engloba la intervención personal y familiar, así como la formativo-laboral, social y conductual-emocional.

Se desarrolla en el entorno natural de la persona, en su hogar.

El servicio de atención domiciliaria especializada está compuesto por un equipo de profesionales cualificados, compuesto por la coordinadora del servicio, psicólogo, educador social y técnicos en integración social, que acuden al entorno natural de las personas, desarrollando intervenciones psicológicas, educativas, sociales y técnicas, en el entorno natural de las personas, en los hogares y/o instituciones, así como a los recursos que les vinculan para facilitar los apoyos en las distintas áreas.

El plan de acción que desarrolla el equipo de profesionales contempla cuatro grandes bloques:

1.      Evaluación de necesidades, control y seguimiento del servicio 

Acoger a la persona y familia, informarle sobre las características del servicio.

Realizar la valoración inicial mediante escalas de intensidad de apoyos, valoración y análisis funcional de las conductas desadaptativas.

Comprobar el cumplimiento de requisitos necesarios.

Diseñar la intervención específica de atención especializada.

Elaborar la propuesta del servicio de atención domiciliaria especializada consensuada con la persona y familia.

Realizar el seguimiento del servicio mediante entrevistas, visitas a domicilio y llamadas telefónicas, adecuando las prestaciones a los cambios detectados.

Realizar el control del servicio garantizando el cumplimiento de las condiciones establecidas.

2.      Información, orientación y asesoramiento 

3.      Atención Social y fomento de Habilidades Adaptativas:

Potenciar la adquisición de habilidades sociales y de pautas de conducta que les permita a las personas beneficiarias del servicio relacionarse adecuadamente con las personas de su entorno y cuidar de sí mismos.

Fomento y promoción de la inclusión social

Adiestramiento de habilidades personales y  sociales

Fomento del autocuidado físico

Apoyo a la autonomía personal

Atender a las necesidades sociales de las personas y sus familiares, mediante el asesoramiento y la orientación especializada que permita mejorar su autonomía y calidad de vida.

4.         Atención psicoterapéutica y apoyo emocional

Valoración de habilidades de regulación emocional y conductual

Entrevistas de seguimiento individuales y familiares

Diseño de plan de intervención conductual-emocional

Diseño de estrategias psicoeducativas

Coordinación con servicios de salud mental

Acompañamiento a recursos externos varios

Seguimiento y evaluación de planes de intervención

Además tenemos en cuenta los principios por los que rigen el servicio como son:

Atención centrada en la persona: adaptar el servicio a la persona, evaluar las necesidades, las preferencias, las capacidades y los soportes para cada persona, elaborar un plan de apoyo personal con una visión global de la persona a partir de esta evaluación, hacer un seguimiento periódico de los resultados personales conseguidos y actualizar objetivos individuales y los soportes, evaluar el grado de satisfacción con el servicio.

Bienestar: asegurar el máximo bienestar emocional de cada persona, dar un trato cálido y empático en todo momento, hacer intervenciones positivas y de carácter educativo y preventivo, para minimizar los riesgos para la persona y los demás.

Autonomía: identificar y reforzar las capacidades o competencias de cada persona, desarrollar programas de habilitación y aprendizaje funcionales, y medir sus resultados, facilitar oportunidades para disfrutar de nuevas experiencias y posibilidades.

Derechos: desarrollar programas para el ejercicio de los derechos y de las responsabilidades, desarrollar programas para reducir la vulnerabilidad y mejorar la autoprotección.

Inclusión: priorizar actividades normalizadoras en entornos comunitarios, facilitar relaciones normalizadas con otros miembros de la comunidad, gestionar redes naturales de apoyo para cada persona, promover la coordinación con los recursos ordinarios de la comunidad, etc.

Apoyo conductual positivo: abordar las dificultades en la regulación emocional y conductual basándonos en la construcción de la conducta adaptativa a través de experiencias positivas, reforzando las conductas sociales positivas, aplicando modelos proactivos de intervención, enseñando y promoviendo las conductas deseadas y valorándolas aumentando de esta forma su frecuencia. 

Por otro lado destacamos la importancia de las familias en este programa, ya que forman parte activa de él participando, implicándose, colaborando y adaptándose a la dinámica del mismo.

Las familias participan de forma continua en diferentes acciones como son el diseño del plan de apoyos individual, consensuando los objetivos, actividades a desarrollar, reuniones de valoración, entrevistas con los profesionales y familiares, reuniones educativas, evaluación y satisfacción con el desarrollo del servicio, así como en otras acciones que suman a lo largo de todo el proceso.

 

 

valoración: 
5
Average: 5 (1 vote)
Comunidad donde se desarrolla la idea: 
País donde se desarrolla la idea: 
ESPAÑA

Compartir esta Idea