Nuestras prácticas en empresas

DI PRÁCTICAS, DI CAPACES.

Conserje, bibliotecario/a, cocinero/a, peluquero/a, secretario/a, auxiliar de geriatría, personal de lavandería, cajero/a, reponedor/a…

Todos estos trabajos, que pueden parecer una opción de futuro entre muchas otras, adquieren un significado diferente cuando quienes lo realizan son personas a las que nunca antes se les había dado la oportunidad de acceder a ningún tipo de trabajo.

Nuestro programa “Di prácticas, di capaces” surge de la necesidad de satisfacer las inquietudes de desarrollo laboral y profesional que tienen las personas con discapacidad de nuestra asociación. ¿Y cómo hemos pensado que podemos conseguirlo? Proporcionando la posibilidad de aprender un oficio de la mejor manera que se aprende un oficio: realizándolo.

Para ello, Insolamis ha desarrollado este proyecto, cuya finalidad es ofrecer oportunidades prelaborales dónde las persona con discapacidad puedan hacer prácticas, aprendiendo el oficio y las tareas relacionadas con el mismo, a la vez que aporta su tiempo, su esfuerzo, su trabajo y un gran valor humano añadido.

La metodología empleada se basa en dos partes fundamentales:

Por un lado, el contacto con diversas empresas de la ciudad, exponiéndoles nuestro programa con el objetivo de alcanzar colaboraciones con ellas para la incorporación en prácticas de personas con discapacidad en un puesto que les permita aprender, estar cómodas, sentirse seguras, y sobre todo, desarrollarse profesionalmente. Desde Insolamis se realiza un análisis de este puesto de trabajo y, si se considera adecuado, se añade a nuestra bolsa de empresas y puestos a ofertar.

Por el otro lado, se realizan entrevistas profesionales con las personas con discapacidad de la asociación para conocer sus experiencias anteriores y detectar expectativas laborales, intereses y preferencias respecto a formación y trabajo, condiciones laborales… y las necesidades de apoyo que precisan en el entorno laboral.

De esta manera se va ensamblando el trabajo en ambas áreas, ofreciendo los puestos de nuestra bolsa de trabajo a las personas de la asociación que están interesados/as o  que por tener un determinado perfil prelaboral pueden encajar en las prácticas y en los puestos ofertados, para que la inserción de prácticas pueda ser exitosa.

Actualmente 10 personas de nuestra entidad se encuentran realizando prácticas en empresas ordinarias, administraciones públicas y la Universidad de Salamanca. La metodología se basa en el empleo con apoyo, donde la preparadora laboral acompaña el proceso de inserción, proporcionando los apoyos necesarios y actuando de puente entre la persona con discapacidad y las personas referentes que van a enseñarles y supervisarles en el trabajo, produciéndose así unas sinergias de colaboración, aprendizaje mutuo, sensibilización, ruptura de estereotipos hacía la realidad de la discapacidad y su visión desde fuera.

Siguiendo esta metodología, se han realizado inserciones muy diferentes, desde algunas personas que han llegado a adquirir una independencia casi completa, necesitando tan solo apoyos esporádicos hasta otras personas que tienen mayores necesidades, cuyos apoyos, mucho más continuos, les permiten desarrollar esta actividad laboral.    

Con todo este trabajo, lo que estamos consiguiendo es:

·         Que las personas con discapacidad conozcan lo que supone trabajar en una empresa ordinaria, al proveer unas condiciones de empleo lo más similares posibles a lo que sería un trabajo corriente.

·         Contribuir al desarrollo personal, inclusión social, determinación y calidad de vida de las personas usuarias mediante la realización de un trabajo que aumenta su promoción personal.

·         Asegurar la participación de los usuarios de forma activa en el trabajo y en todo lo que conlleva este ámbito de la vida, entendiendo la actividad laboral como un elemento fundamental de inclusión en el entorno comunitario.

·         Mostrar a las empresas y empresarios, a ellos mismos y a la sociedad cómo, con los apoyos y adaptaciones necesarios, las personas con discapacidad pueden adquirir grandes capacidades laborales.

 

La inclusión laboral de este colectivo en empresas ordinarias, incluso si esta inclusión se da a modo de prácticas, constituye un proceso dónde la persona pasa a formar parte de una comunidad, aportando su esfuerzo y trabajo a la sociedad, lo que se traduce en oportunidades de promoción personal, integración social y aumento de la calidad de vida mediante sentimientos de autosatisfacción y autoestima.

 

valoración: 
0
No votes yet
Comunidad donde se desarrolla la idea: 
País donde se desarrolla la idea: 
España

Compartir esta Idea