Rediseñando servicios orientados desde las personas: un área nueva en las organizaciones

Grupo Amás, como otras muchas organizaciones de Plena Inclusión, parte del intento de establecer un equilibrio entre las dinámicas necesarias para llevar a cabo el modelo de calidad de vida (personal y familiar), y la rigidez de reglas y procedimientos administrativos que constriñen a estas organizaciones, y que impiden generar nuevas oportunidades, promoviendo finalmente estructuras masificadas, impersonales y finitas.

A día de hoy sigue existiendo una regla no escrita en la sociedad, incluso en las políticas sociales, en la que el desarrollo vital de una persona con discapacidad solo se puede llevar a cabo a través de recursos especializados. Esto puede ser provocado por la incertidumbre que suscita en general la discapacidad, o la ausencia de los apoyos para el acceso a recursos comunitarios. Quedando de esta manera escrito en este sector de población, el recorrido formativo o en vivienda prácticamente desde que se diagnostica la discapacidad. Por tanto, en cualquier entorno comunitario existen múltiples recursos a los que los ciudadanos tienen acceso por derecho, pero a los que las personas con discapacidad tienen un difícil acceso o directamente no lo tienen.

Grupo Amás, no ajeno a esta realidad, comienza a identificar que las demandas de las personas que acuden a la organización tienen un componente común: son demandas orientadas administrativamente, hacia recursos tradicionales para cubrir una necesidad presente, pero con un impacto futuro, a medio o largo plazo.

Estas necesidades se centran o en la búsqueda de recursos (formación, ocupación, empleo o vivienda) o en la búsqueda de mecanismos legales que garanticen una protección básicamente patrimonial, y que hasta el momento tiene como principal figura la modificación de la capacidad.

De manera simultánea, se realiza un mapeo sobre los recursos que tiene Grupo Amás y cuyas estructuras cuentan con la flexibilidad necesaria, para impulsar cambios metodológicos en las estructuras más rígidas.

De esta manera se genera el Área de Apoyos a Personas y Familias, cuyo objetivo es generar oportunidades para que las personas con discapacidad y sus familias, puedan llevar a cabo sus planes de vida, en igualdad de condiciones que el resto de personas.

Se estructura en cuatro servicios diferentes e interrelacionados, con una misma base metodológica:

-          Servicio de Información y Orientación (SIO), cuyo objetivo es construir itinerarios de desarrollo vital con la persona y su familia tras la reflexión conjunta de la situación actual y la deseada. Permitiendo abrir un abanico de posibilidades no centradas en recursos específicos de discapacidad.

-          Servicio de Apoyos Personalizados (SAP), cuyo objetivo es acompañar a las personas junto con sus familias, a definir y ejecutar su plan de vida con un sistema de apoyos personalizados, coherente (justos y necesarios), en los entornos y con las personas que son significativos para ell@s.

-          Servicio de Apoyos a Familias (SAF), cuyo objetivo es garantizar el empoderamiento de las familias en sus procesos individuales, colectivos y de liderazgo, dentro de los centros y servicios de la Organización.

-          Servicio de Apoyo Jurídico y Social (SAJyS), cuyo objetivo es construir una alternativa patrimonial, en beneficio de la persona con discapacidad, sostenible y alineada con su plan de vida.

El desarrollo de estos servicios tiene tres fases simultáneas:

-          Planificación y profundización metodológica.

-          Ejecución

o   A través de los centros y servicios de la Organización, ya que:

§  Son el contexto de referencia de más de dos mil personas y sus familias.

§  Porque permite un modelaje de los profesionales a través de la experiencia, que favorece la transformación.

o   En los entornos (comunitarios y especializados ajenos a Grupo Amás) identificados como significativos (en el presente o para el futuro) por cada una de las personas: por tanto, partiendo de la personalización, se trabaja en los entornos,

§  identificando los aspectos que llevan a la persona a sentirse o estar en situación de exclusión.

§  Identificando agentes claves en ellos.

§  Construyendo procesos de trabajo en los que están inmersos la persona, la familia, la persona de apoyo y los agentes clave identificados.

-          Evaluación: se realizan evaluaciones cualitativas (mínimo dos veces al año), basada en historias de vida, que permite identificar

o   Los microcambios llevados a cabo por parte de la persona.

o   Los microcambios en los entornos en los que se ha intervenido, incluidos los entornos familiares.

o   Las barreras estructurales y/o humanas (familia, profesionales, personas del entorno…) que han impedido un mayor avance o la consecución de alguna línea de acción.

o   Las estrategias y modelajes que los profesionales implicados deben seguir desarrollando (desarrollo profesional)

Los principios de la base metodológica común, sobre la que se sustenta el Área, son:

-          La persona y su familia tienen que ser los dueños de sus planes de vida y, por tanto, nuestro papel tiene que ser el de brindarles los apoyos que precisen para que ellos mismos puedan planificarlo y ejecutarlo en función de sus necesidades, de sus preferencias, de su momento vital, de sus estilos de relación, de sus apoyos naturales y en sus contextos significativos.

-          Es necesario generar un sistema de apoyos personalizados, para la persona que permitan generar procesos orientados a la autonomía y a la autodeterminación, teniendo siempre presente que estos apoyos tienen que ser los justos y necesarios para evitar conseguir el efecto contrario. Estos apoyos pueden estar inmersos en un proceso de aprendizaje o puede ser apoyos permanentes.

Pero también es necesario que los apoyos vayan orientados a generar en los familiares la participación activa, fomentar el desarrollo de nuevas habilidades, acompañar el desarrollo de su capacidad asertiva para la toma de decisiones, y dotar de estrategias para la gestión de sus propios recursos que les permita alcanzar metas, con el fin de que puedan acompañar los planes de vida de sus familiares con discapacidad, pero también para poder desarrollar, modificar o mantener aspectos de su vida diaria.

-          Establecer una coherencia entre su plan de vida y su capacidad económica actual y la que pueda desarrollar en el futuro, realizando un estudio personalizado de su situación económica y poniendo a su disposición mecanismos de fiscalización, legales y administrativos.

 

Si se quieren conseguir cosas diferentes, hay que hacer las cosas de manera diferente.

-          76 personas y sus familias han reflexionado sobre sus demandas y han construidos itinerarios de desarrollo vital junto con las profesionales del Servicio de Información y Orientación.

-          25 personas y sus familias han llevado a cabo a través de procesos personalizados, la planificación y ejecución de líneas de acción basadas en el aprendizaje, en los entornos naturales y significativos para ell@s, en función de sus intereses, posibilidades… al igual que en entornos laborales no específicos de discapacidad, conjuntamente con l@s profesionales del Servicio de Apoyos Personalizados, quienes también han apoyado en la activación de apoyos naturales y profesionales, trabajo en red con la comunidad y acompañamiento familiar.

-          13 personas junto con sus familias, han iniciado un proceso de capacitación, asesoría y acompañamiento a la búsqueda activa de empleo.

o   De estas 13 personas: 3 han realizado prácticas laborales

o   De estas 13 personas, 5 están trabajando

 

valoración: 
5
Average: 5 (1 vote)
Comunidad donde se desarrolla la idea: 
País donde se desarrolla la idea: 
españa

Compartir esta Idea