Conectados por la Ética

Esta idea se desarrolla en varias entidades miembro de Plena inclusión Madrid:

  • Fundación APROCOR
  • Grupo AMÁS.
  • Asociación PAUTA.
  • Asociación ALEPH – TEA.
  • Fundación GIL GAYARRE.

Las personas de referencia son Gisela Villaró y Javier Perea, profesionales de Fundación APROCOR y Fundación Gil Gayarre.

Desde hace tres años, las entidades mencionadas nos hemos unido para promover un pensamiento ético en nuestras organizaciones que nos ayude a tener un estilo de apoyo basado en los derechos, la dignidad y el respeto. Pretendemos que la experiencia práctica sea la que nos muestre la teoría y nos permita compartir dudas y dilemas. Aplicar y practicar el método deliberativo; y compartir buenas experiencias en nuestras organizaciones desde una perspectiva ética y trazar un camino común para nuestros proyectos de ética.

La ética es el estudio de la moral, aquella reflexión que hacemos y que nos ayuda a diferenciar el bien del mal, cómo se originan nuestros valores y cómo los utilizamos para ayudar a los demás y ser más felices.

Tenemos cuatro objetivos:

  1. Enseñar lo importante que es la ética para que las personas podamos crecer y desarrollarnos.
  2. Incorporar la ética como una competencia profesional muy importante.
  3. Lograr que la ética (lo que hacemos bien) sea uno de los aspectos más importantes en las organizaciones que acompañan y prestan apoyo a las personas con discapacidad intelectual y sus familias.
  4. Conseguir que las Buenas prácticas que se hacen en las instituciones que prestan apoyo a las personas con discapacidad y a sus familias sirven de ejemplo para el resto de la sociedad.

Algunos profesionales de entidades de Plena Inclusión Madrid  que coincidimos  muchas veces en reuniones, conferencias, jornadas de trabajo, estábamos de acuerdo en  que la ética era muy importante para la vida de las personas.

Todos teníamos ganas de empezar a trabajar, por eso nos reunimos y pensamos que teníamos que centrarnos más en las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

Nos pusimos a pensar sobre qué debíamos hacer y llegamos a varias conclusiones:

  1. Teníamos muchas ganas de empezar a trabajar y de hacerlo juntos.
  2. Cuando hablamos de ética nos referimos a las cosas que están bien y a las que están mal.
  3. Era importante conocernos y saber qué hacemos en las organizaciones para poder mejorar la manera en la que nos relacionamos entre las personas.
  4. Debíamos estudiar más, conocer los derechos de las personas con discapacidad y hacer que se cumplan en las organizaciones y en la sociedad.
  5. Todos estábamos de acuerdo que en las organizaciones  debemos actuar y hacer cosas importante para la vida de las personas.

¿Què resultados hemos logrado?

Hemos conseguido organizar talleres cuyo objetivo fue aprender, hablar, compartir experiencias, etc. sobre aspectos relacionado con la ética donde participaron personas con discapacidad intelectual, familias y profesionales de todas las entidades mencionadas.

Primero llamamos a personas expertas en el tema de la ética:

  • Xavier Etxeberria – “De los derechos a los proyectos de vida”.
  • José Miguel Fernández Dol – “Fomentar la calidad de vida o compensar la mala suerte: Dilemas éticos”.
  • Joan Canimas – “Contra la indignidad”.
  • Tatiana Urien – “Reconocimiento efectivo de igual dignidad”.

Después compartimos Buenas Prácticas que hacíamos en las entidades:

  • Mª Ángeles García – Grupo AMÁS – nos contó el proyecto ético de su organización.
  • Carlos Pérez – El Método deliberativo en la Asociación Pauta.
  • Eva Rodríguez y Javier Perea - Indicadores éticos en Fundación Gil Gayarre.

Por último, hicimos un Plan para realizar en el año 2019.

  • Tatiana Urien – La ética en los sistemas organizativos – una experiencia en la Asociación Gaude (San Sebastián) – 6 de marzo.
  • Marije Goicoechea  - “La ética como referente de la atención integral y centrada en la persona.” – Experiencia en el País Vasco – 13 y 14 de mayo.
  • Jornadas de buenas prácticas desde la perspectiva ética – compartir experiencias – Noviembre 2019.

A lo largo de estos años y hasta el 6 de marzo de 2019 han participado 285 personas aproximadamente (personas con discapacidad intelectual, familiares y profesionales), con un total de 80 horas de formación.

Las personas que hemos participado estamos contentos, nos encontramos satisfechos y tenemos ilusión por seguir trabajando.

¿Qué cosas enseña esta experiencia a otras organizaciones?

  • Que los profesionales que trabajan en las organizaciones que apoyan y acompañan la vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias nos debemos juntar para compartir buenas prácticas, reflexionar juntos sobre las preocupaciones que tenemos, hacer cosas para mejorar la vida de las personas, organizarnos para proponer hacer cosas nuevas.
  • Cuando nos  reunimos  para trabajar hacemos más actividades y las hacemos mejor.
  • Aprendemos más y llegamos a más personas.
  • Enseñamos a la sociedad lo bien que hacemos algunas cosas.
  • Nos damos cuenta que la ética forma parte de nuestra vida y nos ayuda a ser mejores personas.

Esta experiencia le puede interesar a instituciones del estado como ayuntamientos, comunidades autónomas y otras que son privadas como empresas, colegios, iglesia, etc.

Estas organizaciones tienen que cumplir unos objetivos y están formadas por personas por lo que la ética es necesaria para que todo se haga mejor.

 

valoración: 
0
No votes yet
Comunidad donde se desarrolla la idea: 
País donde se desarrolla la idea: 
España

Compartir esta Idea