Facilitador en procedimientos judiciales para personas con discapacidad intelectual

La Justicia es un ámbito complicado de entender para la mayoría de las personas y más si tienen discapacidad intelectual.

La mayoría de las personas con discapacidad intelectual no saben qué es denunciar, cómo se hace, qué derechos tienen, qué profesionales participan y cuáles con las funciones de cada uno.

Cuando una persona con discapacidad intelectual que ha sufrido un abuso va a poner una denuncia, le hacen contar muchas veces lo que ha vivido, con lo cual es como si lo reviviera y vuelve a sentir el daño que vivió. Eso se llama revictimización.

La revictimización se puede reducir si las personas con discapacidad intelectual pueden contar con los apoyos necesarios. Uno de estos apoyos es el Facilitador.

El Facilitador ayuda a conocer las capacidades para declarar de la persona con discapacidad intelectual que ha sido víctima.

El Facilitador le explica a la persona qué es un procedimiento judicial, qué personas se va a encontrar en un juicio, qué tiene que hacer y cuáles son sus derechos.

El Facilitador cuenta a la Policía y a los abogados, fiscales y jueces cuál es la mejor manera de que la persona con discapacidad les entienda y pueda contar lo que pasó.

El Facilitador es una figura creada por la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual (UAVDI) en 2010 y trabaja en toda España de manera gratuita.

Desde 2010, 233 personas con discapacidad intelectual han tenido el apoyo del Facilitador. De éstos, más de la mitad (el 60%) han pasado a la siguiente fase, a juicio.

Cuando no participa el Facilitador, muchos menos de la mitad pasan a la siguiente fase (el 33%).

Esto demuestra que el Facilitador ayuda a que se respeten más sus derechos.

La intervención del Facilitador pasa por las siguientes fases:

  1. El Facilitador apunta los datos de la persona con discapacidad intelectual.
  2. El Facilitador intenta conocer y crear un buen ambiente con la persona con discapacidad intelectual.
  3. El Facilitador evalúa las capacidades que tiene la persona contar lo que le ha ocurrido en un juicio.
  4. El Facilitador diseña los apoyos que esa persona necesitará para contar de manera adecuada lo que ha vivido en un juicio.
  5. El Facilitador hace un informe con los resultados de la evaluación que ha hecho.
  6. El Facilitador ayuda a la persona a que cuente lo que ha pasado.
  7. El Facilitador hace un informe con lo que la persona ha contado.
  8. El Facilitador explica a la persona con discapacidad intelectual que puede denunciar y le explica qué es denunciar, qué consecuencias puede tener para ella y para la persona a la que denuncia
  9. El Facilitador explica qué personas van a participar en ese proceso.
  10. El Facilitador acompaña a la persona al juzgado y, si se lo permiten, está en el juicio y la ayuda a entender las preguntas que le hacen los abogados y fiscales.
valoración: 
0
No votes yet

Compartir esta Idea