Las vivencias personales como eje central para la transformación del empleo en personas con discapacidad intelectual

Nuestro proyecto de empleo surge de la vivencia personal de nuestro compañero del centro especial de empleo junto con las demandas de las personas atendidas en los centros ocupacionales. Las personas como eje central de los centros de atención nos han hecho sentarnos a observar y analizar: Cómo es nuestro centro y hacia dónde queremos proyectarnos. Gracias a ellos hemos podido reflexionar y utilizar nuestro servicio como clave de transformación del empleo en nuestra entidad.  

El objetivo de nuestro proyecto es utilizar el recurso del Centro Especial de Empleo (CEE) para ofrecer experiencias laborales a las personas con discapacidad intelectual, que se encuentran atendidas en los distintos servicios de la entidad (Centros de día Ocupacionales y programas de transición a la vida adulta del colegio de educación especial).

Ofrecemos el CEE como un recurso que permite satisfacer las necesidades, inquietudes y deseos de las personas de los servicios de ASPROGRADES. Un lugar donde poder formarse e iniciar su vida profesional, proporcionarle una ocupación con sentido y descubrir sus talentos. Para poder llevarlo a cabo, se ha elaborado un convenio de prácticas formativas que complementa la formación recibida en los distintos programas de ajuste personal y social. El convenio de colaboración regula de forma legal la estancia periódica de las personas de los diferentes servicios ocupacionales en esta acción práctica dentro del CEE de la entidad. Se establece un acuerdo entre los responsables de ambos servicios donde se describe el programa formativo individualizado a cada candidato, estableciendo la actividad a realizar, tipo de tarea, tiempo, horario, periodicidad, fases de valoración y entrenamiento en el puesto. Con una valoración óptima, si la persona realiza las prácticas formativas en el CEE de la entidad, pasará a formar parte de la bolsa de empleo de nuestro servicio, pudiendo acceder a puestos de trabajo del propio CEE. Si las prácticas formativas se realizan en la empresa ordinaria, igualmente la persona pasa a la bolsa de contrataciones de la empresa.

El CEE lleva existiendo desde el 1997 y durante este tiempo, el proceso de selección siempre continuaba los cauces administrativos pertinentes. Es decir, existía una necesidad de cubrir un puesto determinado, se contactaba con la empresa de Orientación Laboral que a través de su bolsa nos enviaba a los candidatos para proceder a nuestro proceso de selección. En este sentido, existía un puesto concreto, y la persona se tenía que adaptar, cada uno precisando unos determinados apoyos. Con este método, nuestro CEE era un lugar al que accedía y por lo general se permanecía en ese puesto durante toda su carrera laboral, la gran mayoría, accedían a su primer empleo, como una oportunidad laboral (limpieza, lavandería, gestión residuos…) pero con una posición estática dentro de nuestra organización.

Cuando realizamos el análisis y la detección de necesidades, observábamos que existía un alto grado de insatisfacción personal, desmotivación y la gran mayoría estaban cansadas de las tareas rutinarias y repetitivas. Esto nos ha llevado a plantear un nuevo modelo, cuyas características principales son:

  • Proporcionar el papel protagonista a la persona, escuchando sus gustos, sus intereses personales y su motivación.
  • Ofrecer la oportunidad de disfrutar diversas acciones formativas, que posteriormente le van a facilitar su capacidad para decidir hacía donde quiere dirigir su desarrollo profesional.
  • Dotar de contextos reales de empleo donde poner en práctica habilidades e intereses, a través de las distintas categorías que existen en nuestra cartera de servicios de nuestro propio CEE, así como, las colaboraciones con las empresas del mercado ordinario y centros educativos de Granada.

 

Las empresas externas nos permiten integrar a la personas con discapacidad intelectual en el mercado ordinario así como poner en prácticas la formación recibida en el CEE. Convirtiendo el CEE en un lugar dinámico, que acoge y forma a los trabajadores. Creando un entorno laboral que simula experiencias de empleo normalizadas y variadas, debido al abanico de oportunidades que ofrece el servicio. Permitiendo la posibilidad de formación y elección del puesto, pero teniendo siempre como punto de partida la autodeterminación de la persona.

valoración: 
5
Average: 5 (1 vote)
Comunidad donde se desarrolla la idea: 
País donde se desarrolla la idea: 
España

Compartir esta Idea

Comments (1)

  • anon

    Con este proyecto queremos presentaros nuestro nuevo enfoque centrado en las personas con discapacidad intelectual y que conozcais en primera persona el relato de uno de nuestros candidatos al programa

    Apr 03, 2019